Todas las entradas de admin

CINEMA DISSABTE 17 I DIUMENGE 18 D’AGOST

DISSABTE 17 D’AGOST A LES 21 H

DIUMENGE 18 D’AGOST A LES 17’30 i 19’30 H.



Título original

Dolce Fine Giornata

Director Jacek Borcuch

Géneros Drama

Sinopsis La ganadora del Premio Nobel Marie Linde (Krystyna Janda), una mujer de espíritu libre que vive junto a su familia en la cálida Toscana, mantiene un affaire con un joven egipcio, que es el dueño del hotel de una playa cercana. Cuando un suceso atroz sacude los cimientos de la vida de ambos, Marie se propone resistir ante la histeria que se ha generado a su alrededor. Decidida a cambiar las cosas, y aprovechando que recibe un premio local, Marie pronuncia un discurso que crea una auténtico caos a nivel personal y social para el que no estaba preparada.País Polonia.

Duración1 h 32 min Fecha de estreno 21 junio 2019

Crítica

Público recomendado: Adultos

¿Podría una prisión ser la metáfora de la Europa de hoy? Eso cree Maria Linde (Krystyna Janda), escritora polaca ganadora del premio Nobel y afincada en la Toscana cuando instala una jaula la plaza mayor de Volterra. La autora, que se estableció en el país después de la proclamación de la ley marcial en Polonia en 1981, interpela a sus vecinos no sólo con sus obras, sino también con sus palabras: el discurso de aceptación de un premio literario local desata una polémica de consecuencias inesperadas. Linde, polaca de origen judío – con todo lo que eso significa en la Europa en que se perpetró el Holocausto- denuncia los abusos y las injusticias que padecen los refugiados, la insuficiencia de las respuestas gubernamentales, la corrupción y la xenofobia. Se convierte así en una “avisadora del fuego” -permítanme tomar la expresión de Walter Benjamin- que denominó así a quienes alertan de una catástrofe para tratar de evitarla. Esta película, pues, mete en dedo en la llaga de la Europa de nuestro tiempo trazando un paralelismo entre la historia del siglo XX -el comunismo, el fascismo, el nazismo- y la de nuestros días. Linde sufre el ostracismo a medida que su compromiso se hace cada vez más patente.

El director polaco Jacek Borcuch (Kwidzyn, Pomorskie, Polonia) viene trabajando desde 1995 como actor, guionista y director. Este largometraje que hoy nos ocupa es, quizás, su obra más destacada hasta el momento. Toda la cinta gravita sobre la magnífica interpretación de Krystyna Janda, que desplaza a todas los demás. Maria Linde es un personaje profundo, contradictorio -esta esposa, madre y abuela tiene una aventura con un joven egipcio- y, en este sentido, algo previsible, pero dotado de una fuerza dramática innegable. A partir de los consensos de la posmodernidad -la crítica radical a la noción de identidad, la deconstrucción de las categorías de la cultura- Borcuch va construyendo a Linde una personalidad que desborda los habituales “intelectuales” comprometidos a los que nos tiene acostumbrados el cine social de los últimos años, cuya rebeldía sigue bebiendo del viejo profesor Keating de “El club de los poetas muertos”.

Quizás radique aquí la mayor debilidad de la película: a veces cae en el didactismo y socava sus propios esfuerzos por conmover al espectador. Borcuch considera a Europa responsable en buena medida de la crisis de los refugiados y habría que ser un desalmado para no conmoverse con el sufrimiento ajeno, pero el cine tiene posibilidades dramáticas de interpelar al espectador más allá de sus emociones. En este sentido, a veces, cae en cierta previsibilidad que anticipa el discurso de culpabilización de Occidente al que nos tiene acostumbrados cierto tipo de cine. Esto no es necesariamente malo -por supuesto que la autocrítica es deseable- pero ya lo hemos visto muchas veces y corre el riesgo de perder su poder comunicativo.

Con todo, es una película muy interesante

Ricardo Ruiz de la Serna (PANTALLA 90)

Cinema dimecres 14 i dijous 15 d’agost

DIMECRES DIA 14 D’AGOST A LES 21 H.

DIJOUS DIA 15 D’AGOST A LES 17’15 i 19’30 H

Título original

El Cuento de las comadrejas

Director Juan José Campanella

GénerosDramaComedia

Sinopsis Una bella estrella de la época dorada del cine, un actor en el ocaso de su vida, un escritor cinematográfico frustrado y un viejo director hacen lo imposible por conservar el mundo que han creado en una vieja mansión ante la llegada de dos jóvenes que presentan una amenaza que lo puede poner todo en peligro.

País Argentina,   España

Fecha de estreno16 mayo 2019

RepartoLuis BrandoniGraciela BorgesOscar MartínezMarcos MundstockClara Lago, Nicolás Francella

Juan José Campanella es uno de los directores más extraños y versátiles del momento. Un rara avis que comenzó su andanza cinematográfica en 1991 con un reconocimiento unánime con su durísima opera prima de título contundente y difícil de decir en voz alta: El niño que gritó puta, una sórdida crónica sobre la adolescencia que impactó por su dureza psicológica y que, sencillamente, es desagradable de ver; aun así, alberga aspectos muy interesantes que iría perfeccionado a lo largo de su (corta) filmografía. Entre series argentinas, su siguiente obra fue …Y llegó el amor, un descafeinado thriller de intriga más deudor de Adrian Lyne que del suspense del maestro Hitchcock. Con su trilogía sobre su propia tierra, se encumbró de lleno: El mismo amor, la misma lluvia; La luna de avellaneda; y, sobre todo, El hijo de la novia, lo confirmarían como el gran cineasta que es ahora y pondría en órbita al galán telenovelesco del momento: Ricardo Darín. Tras varios años sin dirigir y su paso por el mundo de la televisión americana (House, Rockefeller Plaza…), Campanella da un golpe sobre la mesa tan fuerte que rompe todos los esquemas: El secreto de sus ojos fue, con diferencia, en 2009 la película más aclamada del momento. Y tras tener todas las alabanzas… desaparece del panorama. Reaparece en 2013 con su tibia obra de animación, Futbolín; vuelve a la televisión y ahora regresa de su retiro con El cuento de las comadrejas: un regreso al espíritu de su trilogía argentina, con más mala uva, momentos delirantes y conseguidos… pero que en conjunto, termina siendo irregular.

La trama es la siguiente: 4 antiguas glorias del cine se ha recluido en su mansión donde mantienen su mundo impermeable de los cambios del exterior. Sin embargo, la aparición de dos jóvenes en la mansión pondrá su mundo patas arriba. La película es un remake de la obra de culto de 1976, Los muchachos de antes no usaban arsénico de José A. Martínez Suárez; Campanella hace una actualización de esta obra que bien podría ser una sátira sobre los tiempos modernos en el cine y la necesidad de vivir en el pasado: el miedo al presente que hace que los 4 ancianos se refugien en su gloria, muerta en el tiempo igual que el personaje de Gloria Swanson en El crepúsculo de los dioses, cuya influencia es más que evidente. No obstante, Campanella pierde los papeles en clímax final, elevando el desenlace en un paroxismo desenfrenado al más puro estilo Tarantino, desentonado en todo con el tono del film. Posee momento y reflexiones agudas que sacan no solo una sonrisa, también un idea sobre los momentos actuales que vivimos, pero con la aparición de los dos jóvenes, el film pierde un poco el crucero y las interacciones entre personajes se vuelven reiterativas. Al final, el resultado pierde la personalidad y aleja el resultado de sus films anteriores.

En el apartado actoral, el cuarteto protagonista está sublime. Clara Lago vuelve a destacar en el cine argentino donde a cada actuación se encuentra más cómoda: una buena actriz que da una buena interpretación.

En resumen: una comedia negra divertida, con momento muy conseguidos y reflexiones interesantes, pero que en conjunto pierde el tono y acaba con un final que poco encaja con el resto de metraje.



David Fermín Aparicio Díaz
Pantalla 90

CINEMA DISSABTE 10 I DIUMENGE 11 D’AGOST

DISSABTE DIA 10 D’AGOST A LES 21 H.
DIUMENGE DIA 11 D’AGOST A LES 17’30 H. i 19’30 H

Título original: Le Mystère Henri Pick

Director Rémi Bezançon

GénerosDrama

Sinopsis

Un curioso bibliotecario decide albergar todos los libros que han sido rechazados por las editoriales. Un día, una joven escritora descubrirá esta biblioteca que esconde grandes tesoros, uno de ellos será la novela Las últimas horas de una historia de amor, escrita por Henri Pick. El desconocido escritor, fallecido dos años antes, era un cocinero que jamás leyó un libro y no escribió otra cosa que la lista de la compra, según su mujer.

País Bélgica,   Francia

Duración1 h 40 min

Fecha de estreno 6 marzo 2019

RepartoFabrice LuchiniCamille CottinAlice IsaazBastien BouillonPhilypa Phoenix, Louis Descols

Crítica

Público recomendado: Jóvenes

En una extraña biblioteca, una joven editora, Delphine Despero, descubre un maravilloso y misterioso manuscrito. La biblioteca es única en el mundo por sus contenidos, obras que han sido rechazadas por los editores y no han llegado a ver la luz. En ese panteón de ilusiones muertas de tantos autores frustrados, una carpeta roja llama poderosamente la atención de Delphine. La saca respetuosamente de la estantería y se sumerge en la lectura de la novela que duerme en su interior, Las últimas horas de una historia de amor. De inmediato queda totalmente fascinada por el relato intimista y culto, con referencias eruditas a poesías del escritor romántico ruso Aleksandr Pushkin. Delphine comprende que está ante una obra maestra y de inmediato toma la decisión de publicarla con todos los honores.

La firma que aparece en el manuscrito es “Henri Pick”, nombre que se corresponde con el propietario de un modesto restaurante local de pizzas, recientemente fallecido. Pero, inexplicablemente, según afirma Madeleine, su viuda, Pick jamás había escrito más que la lista de la compra y no había leído un libro en su vida.

La novela constituye de inmediato un éxito de ventas y, dado el halo de misterio que envuelve al autor, la vieja pizzería se convierte en un lugar de culto para visitar el pequeño rincón donde el mágico autor debió de escribir esa extraordinaria novela. Pero ese fervor colectivo por la obra choca con el escepticismo de un renombrado crítico de literatura en un programa de televisión de amplia audiencia. Convencido de que se trata de una impostura, decide llevar a cabo una investigación, con la ayuda de la misma hija del enigmático Henri Pick.

Rémi Bezançon adapta libremente el libro homónimo de David Foenkinos, en el que aparece la biblioteca de los libros rechazados, cuyo origen se debió, en realidad, al escritor estadounidense Richard Brautigan. En su novela The Abortion, Brautigan imaginó una Biblioteca de Obras Inéditas (The Library for Unpublished Works). Después de su muerte, su sueño se hizo realidad y, en honor a él, se creó una biblioteca que solo admitiría manuscritos desechados. Después de algunos cambios y vicisitudes, en la actualidad The Brautigan Library sigue existiendo en Vancouver (Estado de Washington). Foenkinos, en su novela, la sitúa en la población de Crozon, en la Bretaña francesa, en esa tierra poética de paisajes fantasmagóricos que es el Finisterre.

A pesar de que Foenkinos ha trabajado en la adaptación al cine de dos de sus noveles, La delicadeza y Recuerdos, en esta ocasión parece haber tomado distancia y son Rémi Bezançon y su coguionista Vanessa Portal quienes componen un interesante thriller, con pertinentes elementos de comedia y de drama. En su versión de La biblioteca de los libros rechazados, todo gira alrededor del protagonista, el crítico literario Jean-Michel Rouche, convertido en sabueso “de biblioteca”, empeñado en una complicada investigación sin cadáver ni policía, para descubrir, no quién es el asesino, sino quién es el escritor. Ese acertijo literario despierta el interés y excita la imaginación de Rouche hasta el punto de llevarlo a una serie de divertidas situaciones, con diálogos muy sabrosos. El guion, muy ágil, no es proclive a la comicidad de carcajada, pero está salpicado de un humor inteligente, que supone un regalo para el espíritu.

Fabrici Luchini está soberbio encarnando a ese personaje cegado por la obsesión de desvelar el enigma, patoso en el trato con los demás, pero buena persona y un excelente profesional capaz de reconocer con seguridad el estilo de un autor. Junto a él, Camille Cottin como Joséphine Pick, quien, aunque suspicaz con Jean-Michel, no deja de sentir una cierta atracción hacia él, en la que influye también el deseo de conocer la verdad. Forman un dúo magnífico, con una extraordinaria química entre ellos. Su relación conflictiva constituye lo más sustancioso de esa amable comedia. Alice Isaaz, Delphine, y Bastien Bouillon, su novio escritor, hacen un buen trabajo, así como el resto del reparto.

La resonancia que llega a tener un hecho ocurrente, simpático y divertido, pero despojado de toda credibilidad, le permite a Rémi Bezançon lanzar al público dos ideas para la reflexión. La primera sería la ingenua credulidad del hombre de hoy, que, paradójicamente, se jacta de querer conocer la verdad sin fisuras y de exigir transparencia en todo. Sin embargo es capaz de dejarse arrastrar fácilmente por la fascinación de una patraña bien envuelta y bien aireada por los medios. La siguiente idea, que Bezançon aplica a la creación literaria, podría igualmente referirse al mundo del séptimo arte. Teóricamente son ámbitos en los que rige el valor del arte, que reciben la luz de la belleza para engendrar nuevas obras que enriquezcan el patrimonio cultural de la humanidad, y que se ven forzosamente obligados a seleccionar y premiar a los mejores y a ignorar o desechar a los inferiores, como la biblioteca de la historia, para poder preservar el nivel de calidad. Pero la realidad no es tan pura ni tan maravillosa. Ni la literatura ni el cine pueden escapar a la presión del marketing, ni pueden dejar de caer en las trampas que les tiende nuestra sociedad, que envuelve astutamente bajo apariencias de arte y cultura lo que a menudo no son más que intereses espurios y se acaba rindiendo tributo a poses pretendidamente intelectuales que no son otra cosa que el rebozo para ocultar la mediocridad.

La película es un divertimento ingenioso; una fantasía literaria muy divertida, a veces ligeramente romántica, en forma de investigación “bibliófila”; un homenaje a los amantes de la lectura; un reconocimiento del poder de la palabra y de la fuerza del libro para fabricar sueños. Para no perdérsela.

GRAN ESTRENA FESTA MAJOR DE SANT DOMÈNEC

EL REY LEÓN

  • DIJOUS 1 D’AGOST A LES 17 H., 19,15 H. I 21,30H.
  • DIVENDRES 2 D’AGOST A LES 17 H., 19.15 H. i 21.30 H.
  • DISSABTE 3 D’AGOST A LES 17 H. i 21 H.
  • DIUMENGE DIA 04 D’AGOST A LES 18 H. i 20.15 H.
  • DILLUNS DIA 05 D’AGOST A LES 17 H., 19,15 H. i 21.30 H.

CINEMA DIVENDRES 26 , DISSABTE 27, DIUMENGE 28 i DILLUNS 29 DE JULIOL

TERRA WILLY

  • DIVENDRES DIA 26 DE JULIOL A LES 18.30 H.
  • DISSABTE DIA 27 DE JULIOL A LES 18.30 H.
  • DIUMENGE DIA 28 DE JULIOL A LES 17.30 H.
  • DILLUNS DIA 29 DE JULIOL A LES 18.30 H.

ELS DIES QUE VINDRAN

  • DIVENDRES DIA 26 DE JULIOL A LES 21 HORES.
  • DISSABTE DIA 27 DE JULIOL A LES 21 HORES.
  • DIUMENGE DIA 28 DE JULIOL A LES 19.30 HORES.
  • DILLUNS DIA 29 DE JULIOL A LES 21 HORES.

Carlos Marques-Marcet, el director de “10.000 km” i “Tierra firme”, presenta el tràiler d’“Els dies que vindran”, una pel·lícula que explora les dificultats de compartir amb l’altre l’experiència profundament transformadora del procés de l’embaràs. La Vir (Maria Rodríguez) i el Lluís (David Verdaguer) fa només un any que surten junts quan descobreixen que estan “embarassats”. Durant nou mesos se seguirà l’aventura d’aquesta jove parella barcelonina, el gir enorme que farà la seva vida, les pors i alegries, les seves expectatives i realitats, que durant l’embaràs creixen.

Segons explosa el director:

És el relat minuciós d’aprendre a ser-ne tres quan no s’ha tingut temps d’aprendre a ser-ne dos.

El llargmetratge, que s’estrena als cinemes el 28 de juny, està protagonitzat per David Verdaguer i Maria Rodríguez Soto i produït per Lastor Media i Avalon P.C., amb el suport de l’ICAA, l’ICEC, i la participació de TV3 i Movistar+.

Marques-Marcet explica que:

Estàvem encara rodant “Tierra firme” quan ens vam assabentar que Maria Rodríguez Soto, actriu i parella de David Verdaguer, s’havia quedat embarassada. De seguida vam sentir el desig de fer una nova pel·lícula en què el cinema i la vida no es copiessin l’un a l’altre sinó que anessin de la mà. Ens va semblar el tancament natural a la trilogia accidental en què, des del 2014, hem reflexionat sobre la brutalitat del procés de ser pares.

“Els dies que vindran” va ser la gran triomfadora del 22è Festival de Cine de Màlaga. El llargmetratge va guanyar la Bisnaga d’Or a la millor pel·lícula, i les de plata, a la millor direcciói a la millor actriu per a Maria Rodríguez Soto. També va ser premiada amb el Premi Jurat Jove al millor llargmetratge de la secció oficial i el Premi Signis. Amb aquest film, Marques-Marcet repeteix l’èxit que ja va obtenir al Festival de Màlaga amb “10.000 km”, la seva primera pel·lícula.

A més, el llargmetratge va ser nominat als premis Tiger i Signatures de l’International Film Festival de Rotterdam,al febrer d’enguany, on es va estrenar.