Todas las entradas de admin

CINEMA DIVENDRES 19, DISSABTE 20, DIUMENGE 21 I DILLUNS 22 DE JULIOL

DUMBO

DIVENDRES DIA 19 DE JULIOL A LES 17.30 I 19.30 H.

DISSABTE DIA 20 DE JULIOL A LES 17.30 I 19.30 H.

DIUMENGE DIA 21 DE JULIOL A LES 17.30 H.

DILLUNS DIA 22 DE JULIOL A LES 19 H0RES

EL VENDEDOR DE TABACO

DIVENDRES DIA 19 DE JULIOL A LES 21.30 HORES.

DISSABTE DIA 20 DE JULIOL A LES 21.30 HORES.

DIUMENGE DIA 21 A LES 19.30 HORES

DILLUNS DIA 22 DE JULIOL A LES 21.30 H.

CINEMA DIVENDRES 5, DISSABTE 6, DIUMENGE 7 I DILLUNS 8 DE JULIOL

DIVENDRES DIA 5 DE JULIOL A LES 21.30 H.
DISSABTE DIA 6 DE JULIOL A LES 19 H. i 21.30 H.
DIUMENGE DIA 7 DE JULIOL A LES 17.30 H. i 19.45 H.
DILLUNS DIA 8 DE JULIOL A LES  20.30 H

FITXA

Rocketman. 2019. Regne Unit-Estats Units. 121′.

Direcció: Dexter Fletcher

Intèrprets: Taron Egerton, Jamie Bell, Richard Madden, Gemma Jones, Bryce Dallas Howard

Argument: Un nen d’una ciutat petita aconsegueix convertir-se en una de les figures més icòniques de la cultura pop.

CRÍTICA

Público recomendado: adultos

El olimpo de los dioses del rock está casi completo. Siempre hay músicos llamando a las puertas del cielo, pero aquí, como en todo, muchos son los llamados y pocos los elegidos. Elton John, en cualquier caso, está dentro desde hace mucho tiempo. Un biopic sobre su vida está llamado, por tanto, a triunfar. Más aun si está concebido como un musical al uso, de modo que no tardará en llegar a los teatros, cerrando el círculo de una inteligente planificación.
Rocketman es la historia de Elton John, que goza aún de excelente salud a sus setenta y tantos años, con un buen puñado de canciones eternas y que ha estado presente en algunos acontecimientos “planetarios”, como el funeral de estado por Lady Di. Uno de los atractivos de estos biopics musicales es el camino desde el sueño juvenil o infantil por ser músico -por desarrollar un talento o una pasión de origen divino- hasta la conquista de la cumbre, habiendo
superado todos los obstáculos. Como tantas otras estrellas (En la cuerda floja -Johnny Cash-, Ray -Ray Charles-, la misma Bohemian rhapsody o películas de ficción como Corazón rebelde o Alguien a quien amar) el protagonista pasa su particular descenso a los infiernos y necesita sucorrespondiente sanación o redención: será la familia o una terapia la que obre el milagro.

Con Elton John tenemos todo esto. Elton John (de niño Reginald Kenneth Dwight) vive en el seno de una familia rota. Solo recibe cariño, apoyo, comprensión y estímulos para progresar de su abuela. Un padre gélido, resentido, y una madre herida por semejante marido dejan a Reginald a la intemperie. Su abuela guía sus pasos musicales. Esta infancia será uno de los temas recurrentes de la película, como lo es el tema de la identidad: ¿quién es Elton John?, ¿el artista que triunfa en los escenarios oculto tras vestimentas estrafalarias?, ¿se puede llegar a ser lo que uno quiera ser?, ¿podemos superar los traumas de infancia?, ¿es la orientación homosexual una lacra? Los apasionados del mundo de la música vuelven a tener todos los ingredientes para disfrutar: el misterio de la creación musical, la interacción con otros músicos o compositores, los enjuagues de la industria, los chupasangres de los agentes y managers, que explotan a sus artistas sin importarles que se mueran o que enfermen mientras engrosen la cuenta de resultados, la magia de los escenarios, etc. El trabajo de Taron Egerton en la piel de Elton John es excelente; la
película incluye coreografías preparadas, como decimos, para la versión del musical en los teatros y buenas dosis de escenas fantásticas, especialmente brillante la de su primera interpretación de Crocodrile rock en el Troubadour de Los Angeles.

En el último año se han estrenado dos biopics de cantantes y compositores. Uno de ellos sobre el llorado Freddie Mercury y Queen, y otro sobre una oscurísima figura de la música country (Blaze, de Ethan Hawke, 2018). Este último arroja luz sobre un cantante maldito que nuncaconoció el más mínimo reconocimiento. Rocketman, claro está, comparte sitio en los anaqueles con el primero de estos estrenos: es el ascenso y permanencia en las alturas de una estrella del rock.

No puedo resistir la tentación de compararla con la reciente Bohemian Rhapsody, sobre otros de los dioses del olimpo del rock: Freddie Mercury y Queen. No sé si las comparaciones son odiosas, lo que sí son es necesarias muchas veces. Sorprendió gratamente en Bohemian que la película trató con elegancia los lados más oscuros de la vida de Mercury. En Rocketman, en cuya realización el propio Elton John ha querido que estén presente la totalidad de su vida, encontramos escenas de sexo homosexual que claramente no hacían falta, pero que forman parte
de la conquista del espacio público por parte del colectivo LGTBI -¿me falta alguna sigla?-, del que el propio Elton John es abanderado. No hacía falta, sabemos quién es Elton John, y la verdad, nos gustan más sus canciones -algunas- que su físico.

https://www.pantalla90.es/peliculas/rocketman/